Como Crear una Realidad a través de una Construcción Social

_veronicamontes

La realidad es una construcción social, al igual que la verdad. Por lo tanto, existen distintas verdades y realidades en las distintas regiones del mundo que se han consolidado a lo largo de la humanidad: realidades políticas, culturales, religiosas, legales, etc. En la época actual donde la comunicación se ha transformado, ampliándose  a través de internet, creando billones de canales que nos permiten recibir una cantidad de datos mayor en un día a la que recibía una persona en toda una vida en la antigüedad.

Hacer una construcción social se convierte en una tarea menos complicada que en siglos pasados. Se crean héroes y villanos en cuestión de horas, mediante un video o una publicación viral en las redes sociales, pasando del mundo virtual al mundo real en menos de 24 horas.

Un ejemplo de esto es la red social “Instagram” donde día a día visualizamos fotografías de hombres o mujeres en yates, en cenas de gala, en playas exóticas. O parejas que irradian felicidad viajando por el mundo y disfrutando de los placeres que este ofrece. Estos dos casos, en un gran porcentaje son construcciones sociales que actúan como un medio para ganarse la vida de estos personajes. Especialistas en imagen pública se han encargado de hacerlos famosos en el mundo virtual, haciendo creer a sus seguidores que ellos siempre están en el top de la felicidad y el placer.

Boris Bork
Boris Bork/Instagram/Una persona común y corriente que convirtieron en un supuesto millonario, unos publicistas de imagen se encargaron de ello.

En nuestra propia red social podemos encontrar casos similares. Amigos nuestros que han construido una realidad en Facebook. Subiendo fotografías de viajes, de antros de moda, de restaurantes lujosos, con los dispositivos móviles más novedosos, en backstages de conciertos, etc. La mayoría de sus fotografías son profesionales o tienen filtros que las hacen especiales.

coctail
coctail/Instagram/

Ninguno de los dos casos está en el Top de la felicidad o del placer como nos lo hacen creer. Es una construcción social que funciona como medio de vida o para darles un estatus fuera del mundo virtual. Erróneamente queremos tener una vida como la de ellos. Sin embargo, la construcción social que han logrado es tan buena que logran hacer sentir a las demás personas poco valiosas y con una vida aburrida y a ellos los enaltecemos socialmente. Ellos se muestran como un personaje en el mundo virtual, pocas ocasiones publicaran fotografías o estados de su estado de ánimo real. La idea central es hacernos creer que son mejores a nosotros.

 

Autor: Miguel Oscos

1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *